martes, 28 de octubre de 2008

La actitud mental

A la hora de aprender una disciplina musical, mas que nuestra habilidad y la mas o menos facilidad que tengas para aprender un instrumento, es muchisimo mas importante la actitud mental que tengas.

He visto gente con un gran potencial, dejarlo al principio, porque ya cuando empezaron, su actitud mental era:

"esto es muy dificil" / "yo no valgo para esto" / etc etc etc...

Se que la actitud mental es algo que no se puede enseñar, es algo que se tiene que aprender, pero he de reconocer que dependiendo de tu actitud mental hacia algo, esto sera mas facil o mas dificil.

Muchos estareis pensado: "si claro, pero es que tu lo ves muy facil! que el violin es un instrumento dificilisimo!"

Y no os equivocais. Claro que es dificil.

Pero hay muchas cosas que son dificiles en esta vida, y las convertimos en partes de nuestra vida cotidiana. De nuestras costumbres.

Ahi es donde entra en juego la actitud mental. Dicen que el violin tiene una barrera inicial de entre 8 meses y un año. En ese tiempo, cuando estas empezando, es cuando suena mal, te cuesta, pero es lo normal, porque no estas acostumbrado, no es un hábito.

Y como cada persona es un mundo, y a cada cual le cuestan unas cosas y otras le resultan faciles, por eso hasta que no llevas un año mas o menos, te resultará mas o menos dificil.

Pero el caso es que llega un momento que practicar todos o casi todos los dias se convierte en un hábito. No cuesta tanto ponerse. No cuesta tanto afinar. Ya puedes ligar notas con el arco mas facilmente (ya casi te sale solo, sin pensarlo), etc etc.

Y todo es porque, en el fondo, no estas pensando: "joer, un año minimo para que esto me salga". No, lo que piensas es: "poco a poco, las cosas me van saliendo" Y asi es.

No es por comerle la cabeza a nadie, pero todos hemos oido hasta la saciedad que la práctica lleva a la perfección. Lo que no te sale hoy te saldrá mañana. Es asi. No me estoy inventando nada.

Si te desesperas porque algo no te sale, es mejor que pienses asi:

Hoy no te sale (claro que no te sale si es algo dificil! y mas si es la primera vez que lo intentas!). Pero si lo intentas un dia, al siguiente, al siguiente, al siguiente, al final, acabará saliendo. Te lo aseguro.

Y esta claro que al principio, sonará todo como si estuviesen matando a un gato. Para eso esta tu maestro, y tus horas de práctica.

Y hablando de horas de práctica, es siempre mejor que practiques 15 minutos al dia, a que practiques una hora un dia, luego no lo toques en 4 dias, y practiques otra hora. Es dificil de explicar, pero es porque el cerebro aprende mas poco a poco y dia a dia, con costumbres y rutinas, que al mogollón en un dia.

Pues eso, espero que al menos, te haya hecho pensar un poco, y hacer ver que las cosas son según tu actitud, y que en esta vida no hay nada imposible, si al menos lo intentas...(aunque creerme, se que es mas facil decirlo que hacerlo...)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué excelente Blogg.. y este post me encantó! estoy en mi 1er mes de aprendizaje del violín y gracias a tu entrada he subido mis ánimos y he reforzado la idea de que poco a poco iré mejorando con este instrumento mágico
María del Carmen
Un abrazo desde Perú

Fiddler dijo...

Hola Maria! me alegro que mi escrito te haya ayudado :).

Animo y recuerda, estoes un poco a poco constante!

un abrazo desde Madrid ;)